"Estos relatos de Isabel Araya ponen en obra los avatares de un cuerpo que va construyendo su singularidad en medio de una sociedad que quisiera dictarle más bien el conformismo de lo uniforme. Cuerpo que goza y padece, humillado –ha debido vérselas con la violencia histórica de Chile–, solitario o enrevesado con otros cuerpos, bailando o en reposo, atraído, hecho a un lado o exigido por el mundo, es el imaginario desbordante que produce ese cuerpo en sus sensaciones y pensamientos lo que atraviesa esta escritura".
Guadalupe Santa Cruz
Libros Relacionados
Antonia Prata, traducción de Alejandro Zambra e ilustraciones de Talita Hoffmann

Nota para los papás. O los abuelos. O los tíos. O las nanas. O quien sea que esté leyendo este libro: Esta es la historia de Luis y el Cocodrilo. Pero también puede ser la historia de Joaquín y el Cocodrilo, de Lía y el Cocodrilo, de Matías y el Cocodrilo, de Gloria y el […]

Laetitia Le Moine

De la cueva de Lascaux al arte callejero, pasando por las momias, los castillos fortificados, la Mona Lisa, el Impresionismo o la invención del cine: abre los ojos, aquí en El gran inventario del arte.

Belén López Peiró

Sospecha, descrédito, negación, rechazo: a todo eso y mucho más se ven enfrentadas las víctimas de abuso sexual. La justicia, la policía, incluso una parte de la familia duda de lo ocurrido, de que esa vergüenza y dolor sean reales y no producto de la fabulación de una mujer delirante, como lo muestra Por qué […]

Pauline Delabroy-Allard

Contigo, el día siempre empieza con un largo cariño en la montaña. Luego cric crac croc llega el momento del desayuno, De ponerse ropa, de la escuela, y entonces ¡hay que separarse…! Pero rápido nos volvemos a encontrar, el baño, el almuerzo, acostarse. ¡Uf, cómo pasa de rápido el día! Momentos de la vida de […]