"El autor describe un sistema de enlaces aparentes, constituido por una serie de notas científicas, religiosas y esotéricas que coexisten con el relato biográfico de un extraño obsesionado con rebatir la nada explorando "la creación continua de mundos falsos". Después de la luz narra la crisis ontológica de un sujeto enfrentado al vacío en un mundo saturado de información y desprovisto de sentido. La consistente realidad es prueba refutable para el autor. Labatut escucha una voz: la mente de un hombre que no cabe en un solo universo. ".
Matías Celedóm
"Ante la duda radical el vacío se asoma y el mundo y las cosas que hay en él se disuelven. Después de la luz es un libro de introspección profunda y un océano en el que se percibe la brecha entre las cosas. Ahí, en la orilla del abismo, se detiene un narrador que se dispone ante la nada y aguarda en la oscuridad hasta que luces y formas se materializan detrás de sus párpados. Los párrafos de Labatut son eso, fosfenos elusivos que permiten entrever el concierto de piezas metafísicas en el vacío, la representación remota de lo irrepresentable, la alquimia de las cosas inefables que habitan del otro lado del lenguaje.".
Mike Wilson
Libros Relacionados
Antonia Prata, traducción de Alejandro Zambra e ilustraciones de Talita Hoffmann

Nota para los papás. O los abuelos. O los tíos. O las nanas. O quien sea que esté leyendo este libro: Esta es la historia de Luis y el Cocodrilo. Pero también puede ser la historia de Joaquín y el Cocodrilo, de Lía y el Cocodrilo, de Matías y el Cocodrilo, de Gloria y el […]

Laetitia Le Moine

De la cueva de Lascaux al arte callejero, pasando por las momias, los castillos fortificados, la Mona Lisa, el Impresionismo o la invención del cine: abre los ojos, aquí en El gran inventario del arte.

Belén López Peiró

Sospecha, descrédito, negación, rechazo: a todo eso y mucho más se ven enfrentadas las víctimas de abuso sexual. La justicia, la policía, incluso una parte de la familia duda de lo ocurrido, de que esa vergüenza y dolor sean reales y no producto de la fabulación de una mujer delirante, como lo muestra Por qué […]

Pauline Delabroy-Allard

Contigo, el día siempre empieza con un largo cariño en la montaña. Luego cric crac croc llega el momento del desayuno, De ponerse ropa, de la escuela, y entonces ¡hay que separarse…! Pero rápido nos volvemos a encontrar, el baño, el almuerzo, acostarse. ¡Uf, cómo pasa de rápido el día! Momentos de la vida de […]