"Enrique Lihn primero fue pintor, por eso se encontró de forma natural con la fotografía y el cine, que a su vez se relacionan con lo que se escapa al lenguaje. Trató de usar el lenguaje verbal precisamente para encontrar eso fugitivo de la imagen. Por otro lado, su mundo siempre gravitó en torno al momento previo a su nacimiento, el siglo XIX, que con su promesa de modernidad le resultaba deslumbrante. Este libro aborda con generosidad y precisión estas dos cuestiones, e ilumina vías de pensar radiantes en todos los sentidos".
Roberto Merino.
Libros Relacionados
Rodrigo Rey Rosa

Desde sus primeros cuentos, publicados en 1985, el escritor Rodrigo Rey Rosa ha explorado los efectos que la prisión tiene sobre el cuerpo, la mente y las emociones de quienes viven sometidos al encierro, en medio de un clima de violencia ominosa. No todos sus personajes, sin embargo, son delincuentes que están condenados a pasar […]

Claudia Montero

Las protagonistas de este libro son mujeres que, anticipándose a su tiempo y liberándose de la normativa cultural que restringía su accionar al ámbito de la familia, lucharon por ocupar un espacio en la plaza pública. Fundaron, financiaron, dirigieron o escribieron en periódicos y revistas que vehiculizaban sus preocupaciones respecto de la sociedad chilena y […]

Raúl Ruiz

“Una mezcla de cosas muy concretas como la experiencia de la muerte, cosas menos concretas como la experiencia de la divinidad y cosas mucho menos concretas como la experiencia de la chilenidad, que es algo que nunca conoceremos o que nunca terminaremos de conocer”. Así describe Raúl Ruiz esta original adaptación o “adopción” de Hamlet, estrenada […]

Valery Larbaud

Valery Larbaud fue uno de los más eruditos y singulares escritores de la primera mitad del siglo xx. Viajero infatigable, nació en Francia en 1881, al interior de una familia acomodada; cultivó el dandismo y fue un gran divulgador de escritores excéntricos o raros, como lo era Borges para los franceses en la década del 20. Su […]