"“Escribo cosas que parecen estar ya escritas, que existen como lenguas perdidas que yo vuelvo a encontrar”, dice Patricio Manns en este libro. Algo similar pasa con sus canciones, que parecen haber estado ahí desde siempre: las escuchamos, de niños, cinco o cien veces antes de saber que eran suyas. Y es que ya no son solamente suyas, porque sentimos que nos pertenecen, que le pertenecen a Chile. Este es un libro contundente, divertido, puntudo y conmovedor, que nos permite conocer un poco más a quien sin duda es uno de los artistas chilenos más relevantes del siglo XX y del XXI y del XXII".
Alejandro Zambra
Libros Relacionados
Andrea Franco
Rodrigo Olavarría

“No existe el amor heroico, porque en el amor no puede haber hazañas. El heroísmo solo existe en la esfera social, nunca en la esfera personal”, escribe el narrador de este libro, un joven traductor que, tras abandonar su trabajo en la industria minera y poner fin a su relación de pareja, viaja a Brasil […]

Werner Herzog

En el otoño de 1974, el director de cine Werner Herzog recibe una llamada con la noticia de que su amiga y mentora, Lotte Eisner, estaba muriendo. La respuesta inmediata, cargada de fuerza simbólica, fue negar la posibilidad mediante un desafío: con un par de botas, una brújula y una chaqueta contra el frío y […]

Catalina Bu

Dicen que las personas dejan de dibujar porque cuando crecen, se frustran cuando sus dibujos no son perfectos. Este libro de actividades es para jugar, así tengas 3, 30 o 99 años. Toma un lápiz, sigue -o intuye- las actividades, o no sigas ninguna instrucción y haz lo que se te dé la gana. Lo […]